Páginas

Porque Del baúl Sabio..

Este
sitio es un compilado de notas, apuntes, blocks, cuadernos y libros que he
guardado en un baúl, lugar donde se encuentra concentrada toda mi formación
terapéutica en cuestiones de terapias
complementarias.

Mi intención, no es
realizar escritos con orientación pedagógica, sino despertar incógnitas y
realizar conclusiones de todas las experiencias vividas junto a aquellos que han
compartido un encuentro terapéutico.


Si alguien lo lee, se siente identificado, le genera
preguntas, curiosidad, inquietud y busca respuestas...



Misión cumplida...

martes, 2 de septiembre de 2014

El Sol

Por unos minutos cierra los ojos y concéntrate en tu mundo interior. Podemos ver que dentro de él hay un gran teatro vacío. Podemos ver el escenario, las butacas, las luces, su decoración, el telón de fondo. Todo habita armoniosamente. Ahora, aparecen sobre el escenario varios músicos, cada cual con su instrumento que individualmente tratan de afinar.
Ha llegado la hora que aparezca el director de la orquesta con su batuta. Todos se acomodan para la gran función.
Entonces..
Puedo internalizar a ese director de orquesta que va a tratar de sacar de cada artista lo mejor de sí. Cada músico está preparado y el público presente está esperando ansioso oír el gran concierto.
El director da la señal para que el sonido estalle..y comience a brotar de cada uno de los integrantes de la orquesta lo mejor para entregarlo a los demás.
Este director de orquesta, es el Sol, dador y generador de vida.
Cada uno de nosotros, llevamos un sol interno que le da vida a nuestro universo.


El Sol es el que nos da identidad, lo que somos. Es el centro de la carta natal, y es el que da vida a todo ese sistema. Es la energía vital de mi universo astrológico. Es mi parte consciente que con claridad organiza, da fuerza y sentido a vida. Es fuente de vitalidad y movimiento que se manifiesta en lo que quiero ser. El Sol es lo que me permite no pasar desapercibido por el mundo. En él encuentro mi misión.

El Sol representa:

  • La fuerza básica de mi personalidad. 
  • Mis patrones de conducta.
  • El tipo de actividad que prefiero.
  • Mi expresión. 
  • La habilidad para ser autosuficiente.
  • Lo que necesito expresar y realizar.
  • El signo del Sol que tengamos simboliza la energía que uno está aprendiendo a conocer y expresarla de manera creativa.
  • Simboliza a nuestro padre. Y en los hombres en particular cómo es como padre.
Que cada uno de nosotros pueda hacer brillar ese Sol que da luz y vitalidad a cada planeta de nuestro Cielo interior. Esa es su misión..