Páginas

Porque Del baúl Sabio..

Este
sitio es un compilado de notas, apuntes, blocks, cuadernos y libros que he
guardado en un baúl, lugar donde se encuentra concentrada toda mi formación
terapéutica en cuestiones de terapias
complementarias.

Mi intención, no es
realizar escritos con orientación pedagógica, sino despertar incógnitas y
realizar conclusiones de todas las experiencias vividas junto a aquellos que han
compartido un encuentro terapéutico.


Si alguien lo lee, se siente identificado, le genera
preguntas, curiosidad, inquietud y busca respuestas...



Misión cumplida...

lunes, 9 de diciembre de 2013

Sobre el amor


Cuantas veces dejamos pasar el amor, en todas sus manifestaciones, por temor a ser rechazados, no queridos, no aceptados, ya sea por vergüenza, por desvalorización creyendo en la poca suerte que nos toca vivir. Y qué pena!, porque no queriéndonos, tampoco damos la oportunidad de amar y ser amados. Es solo cuestión de aceptarnos como somos, mejorar lo que podemos mejorar y todo lo demás vendrá por añadidura.
A muchos, vivir de espalda a los sentimientos confundiendo sensibilidad por sensiblería, "evitando" depender emocionalmente del otro, pierden la venturanza de este amor. La sensibilidad no destruye nuestro honor, no nos hace vulnerables, tontos o menos fuertes. La sensibilidad nos hace poner en los zapatos del otro, de ese zapato con piedritas que molesta, con la suela gastada de tanto caminar..a ese zapato me refiero.
Ser inflexibles, críticos, no poniéndose en el lugar del otro, buscando la perfección también nos aleja de este don tan preciado. Tener las cosas ordenadas, perfectas, perfumadas y bonitas no nos hace ser mejores humanos. Hacer las cosas bien, es solo eso, hacer las cosas bien.
Ser irritables, antipáticos, manteniendo una postura de frialdad solo nos conduce a la soledad. El orgullo es el enemigo número uno de este amor que solo necesita del encuentro.
Es verdad, que muchas personas demuestran el cariño haciendo cosas por otros y que tal vez en lo cotidiano no son tan expresivos, con abrazos, caricias o besos. Ser solidario con el otro, ayudarlo en la situación que merezca, también es una forma de amar.
Pero para amar, además de sacudirse de todos estos escombros, hay que amar desinteresadamente.  Cuando te preguntes, porque  la/o amo y no tengas ninguna lista de atributos, solo porque hay una fuerza interna que te lleva a eso.. bueno...eso...es puro amor..

Pongamos en marcha el encuentro, mirarnos nuevamente a los ojos, acercarnos, rozar la piel, volver a sentir cosquillas en la panza, sonreír sin ninguna causa, cuidarnos, protegernos, porque es allí, en el epicentro del amor incondicional donde se genera una energía tan poderosa, tan imbatible que nada de lo que acontece afuera puede derribarnos. Y eso nos hace ser mejores personas!

Y ya que estamos en temas de tratar de ser mejores personas, flores de Bach como Larch, Beech, Impatiens, Crab Apple, Water Violet, Vine, Chicory, son las que primero me vienen a la mente;  serán los peldaños esenciales para este ascenso de ser lo mejor de nosotros mismos.