Páginas

Porque Del baúl Sabio..

Este
sitio es un compilado de notas, apuntes, blocks, cuadernos y libros que he
guardado en un baúl, lugar donde se encuentra concentrada toda mi formación
terapéutica en cuestiones de terapias
complementarias.

Mi intención, no es
realizar escritos con orientación pedagógica, sino despertar incógnitas y
realizar conclusiones de todas las experiencias vividas junto a aquellos que han
compartido un encuentro terapéutico.


Si alguien lo lee, se siente identificado, le genera
preguntas, curiosidad, inquietud y busca respuestas...



Misión cumplida...

viernes, 6 de diciembre de 2013

Lavanda

Creo que de todos los aceites esenciales, el más versátil es el de lavanda, quizá por su aroma a fresco y limpio, perfumando el espacio agradablemente.

El nombre de la planta deriva del latín "lavare"  que significa lavar, tal vez se la asignado ese nombre por su utilización en el lavado de las heridas y los baños personales en la antigüedad.

La lavanda es nativa del mediterráneo y los romanos la introdujeron en las tierras del norte de Europa.
Es conocida desde tiempo remotos por sus múltiples virtudes. Tiene propiedad antiséptica, antidepresiva, analgésica, bactericida, es repelente de insectos, sedante, calmante y equilibradora. Por tal motivo esta planta se transforma en reina a la hora de tratar lesiones de piel y quemaduras, como también en tratamiento de resfriados, gripe, catarro, sinusitis,  calmando y descongestionando, siendo la forma más efectiva por inhalación de vapores.

Por su efecto relajante es muy útil a la hora de conciliar el sueño, es un excelente para combatir el insomnio.

Mezclado en cremas o aceites para masajes es ideal para los dolores causados por contracturas, dolores de ciática o reuma. Se puede utilizar incluso, combinando con otras esencias como el romero y la bergamota para potenciar su uso en estos casos.

Puede colocar la esencia en su baño de inmersión unas gotas al agua o si lo desea en un recipiente con agua para descansar sus pies.

Si tiene el privilegio de tener una planta de Lavanda en su jardín o patio, puede cortar unas ramas, dejarlas secar y luego colocarlas en bolsitas  de tela para aromatizar la ropa, incluso puede colocarlas entre la almohada y verá como su sueño es de lo más reparador.
Estas bolsitas con lavanda seca entre sus cajones de ropa ahuyentará los mosquitos y polillas, además de dejar un agradable aroma en sus prendas.






Quién no ha pasado por un camino con lavandas y la tentación de tocarlas a sido irresistible. Y dígame si no, luego de haberlas acariciado ha llevado sus manos para oler ese aroma tan rico que ha cerrado sus ojos por unos instantes..




Es importante que utilice esencias de buena calidad. Si verdaderamente son aceites puros podrá utilizarlos sobre la piel siempre que estén diluidos en aceites o cremas para masajes.