Páginas

Porque Del baúl Sabio..

Este
sitio es un compilado de notas, apuntes, blocks, cuadernos y libros que he
guardado en un baúl, lugar donde se encuentra concentrada toda mi formación
terapéutica en cuestiones de terapias
complementarias.

Mi intención, no es
realizar escritos con orientación pedagógica, sino despertar incógnitas y
realizar conclusiones de todas las experiencias vividas junto a aquellos que han
compartido un encuentro terapéutico.


Si alguien lo lee, se siente identificado, le genera
preguntas, curiosidad, inquietud y busca respuestas...



Misión cumplida...

sábado, 1 de febrero de 2014

Géminis


Géminis es el tercer signo del Zodíaco. Corresponde al número 3 que se relaciona con el vínculo: Padre, Madre e Hijo.

Pertenece al elemento aire, por lo cual es extravertido, positivo, masculino y su planeta regente es Mercurio.

Mercurio como dios es el mensajero de los Dioses, es el dios de los caminos, representado como un ladronzuelo burlón. Está relacionado con la idea de puente, de vínculo.

Corresponde al principio de la dualidad, la diferenciación, de la intercomunicación entre 2 aspectos. Es el principio de los vínculos.

En Géminis aparece la diversidad de la materia. Es un juego básico entre el Universo, la luz-la oscuridad, blanco y negro.

Géminis concibe al Universo como una fuente de información, de intercambio y relación.
Como signo de aire, representa la variación, relacionado con la curiosidad mental y experimental. Es muy inestable, hay inconstancia, pasa experimentando todo porque le interesa. Puede llegar a niveles de elaboración teóricas como cadena de asociaciones brillantes.

Son muy inestables. Es la comunicación perpetua, no le interesa fijar nada, porque tiene que ver con el Universo como manifestación de la comunicación. Por tal motivo los geminianos no son egoístas con sus conocimientos, cuando aprenden algo enseguida quiere hablar y compartir lo que aprendieron. Además quieren sacar sus propias conclusiones. No les gusta que le digan lo que tienen que pensar o creer. Ellos averiguan por sus propios medios, por lo cual, siempre están bien informados.

 No le gusta el aislamiento, aunque las relaciones intensas, absorbentes lo hacen sentirse atrapados.
 Es flexible, como signo mutable, salta de idea en idea, de situación en situación. No les gusta sentirse atrapado, su naturaleza mutable hace que amen la libertad.

Como signo de aire es todo mental, todo lo hace con la cabeza. Las emociones y los sentimientos, las sensaciones y las percepciones lo dejan de lado. Les cuesta profundizar en su interior. Son poco introspectivos, saben más de los demás que de sí mismo. Si bien la comunicación es lo suyo, no les gusta hablar de su vida íntima. Puede ser evasivo cuando lo intimidan por eso suele pasar por mentiroso ya que no le gusta que lo controlen.

Los geminianos generalmente son fáciles de reconocer porque son muy joviales, muy charlatanes, juguetones y mantienen ese aire fresco durante toda la vida.

La mamá de un bebé geminiano nunca lo va a encontrar donde lo dejó. Inquietos y escurridizos exploran al mundo como un juego que nunca se acaba. Observan, juegan, hacen asociaciones, conexiones y allá van en busca de todo lo que los motive. Su mente actúa como una computadora, abriendo archivos, relacionándolos, guardando o insertando datos, todo al mismo tiempo.
Se distraen fácilmente, porque como todo le llama la atención se dispersan en cada cosa que quieren conocer, mirar, observar o jugar.

Géminis es disperso, le interesa la simultaneidad, está en todo, hace zapping constantemente porque es curioso por naturaleza. Le gusta hacer varias cosas a la vez y trabajar en distintas disciplinas simultáneamente. Puede llegar a conectar cosas, hacer hipótesis en un punto de convergencia entre dos disciplinas. Siempre están motivados con lo que pasa afuera. Les gusta hablar, son excelentes comerciantes, de hecho es el paradigma de Mercurio.
Pueden ser excelentes periodistas, locutores, guía de turismo, escritores, ensayistas, matemáticos, carteros, editores, maestros. Ama las adivinanzas, los juegos de palabras, los idiomas porque el lenguaje y las palabras lo acercan a la gente. Géminis es el arquetipo de la comunicación.

Los geminianos son inquietos, movedizos, risueños, juguetones, tienen mucha jovialidad, son simpáticos, chistosos.

Si tuviéramos que describirlos con una pregunta, sería: ¿Qué es esto?. Con su gran curiosidad llegan a tener una capacidad explicativa de todo como nadie. En lo abstracto, es el que piensa mejor ya que no se conecta con lo emocional, ni tiene ideales, es puro pensamiento.

 Podemos representar a Géminis (los gemelos) con el mito de Castor y Pólux, los dioscuros, en la mitología griega y romana. Eran dos mellizos muy valientes, uno inmortal y el otro mortal. El héroe Castor muere en una batalla y  Pólux desgarrado de dolor como no quiere separarse de su hermano le pide a su padre Zeus que haga algo y éste lo convierte en inmortal, así siguen juntos aunque alternativamente uno está en el Olimpo y el otro en la Tierra. Solo se ven cuando se cruzan en la mitad del camino.
Esto demuestra que todo geminiano lleva dos partes dentro de sí. Estas partes necesitan una de la otra y no pueden separarse. Géminis a veces se siente un extraño para sí mismo, no sabe si es artista o intelectual, científico o místico. Sus intuiciones a veces chocan con su mente analítica. Puede pasar por períodos que varían entre entre la introspección y la extroversión. Géminis es el mensajero de dos mundos internos que oscilan entre el pesimismo y el optimismo y como puente debe aprender a encontrar su punto medio.

Fisiológicamente Géminis rige principalmente las vías respiratorias.
Su color es el amarillo
Su metal es el mercurio
Su frase: " Yo pienso, yo asocio, yo vinculo".

Para Géminis la vida es un mundo de juego, de oportunidades para conocer y explorar. Su sabiduría debería pincelar con un toque de su color a cada signo, porque es el niño que todos llevamos dentro.

Nacidos entre el 21 de mayo y el 21 de junio.